Derribamos las excusas más comunes para no estudiar un pregrado ¡Es momento de crecer profesionalmente!

Te darás cuenta que, si quieres hacerlo, las posibilidades están y no hay nada que pueda detenerte. Es momento de trabajar por un futuro sorprendente.
Foto: Shutterstock.com

Así nos despedimos de las justificaciones: 

No tengo plata para pagar una universidad

Foto: Shutterstock.com

Es verdad, el tema económico es fundamental a la hora de iniciar una carrera universitaria, sin embargo, cuentas con varias alternativas para sortear esta situación. Lo primero que puedes hacer es elegir una institución educativa con sentido social y que piense en las personas que no cuentan con grandes sumas de dinero para estudiar. <<Estudia en una Universidad que piensa en tu economía>>

Además, recuerda que existen varias opciones de crédito con el ICETEX, entidades bancarias y las mismas universidades que te prestan hasta el 100% del valor del semestre. ¡El dinero no es una excusa!

El tiempo no me alcanza

Foto: Shutterstock.com

¡A todos nos pasa! Esa sensación de que no hay forma de comprometernos con otras labores es complicada de manejar. Sin embargo, la realidad es que, solo se trata de organizar mejor las horas, los minutos y hasta los segundos de cada día para sacarle el máximo provecho. 

A la hora de estudiar y querer aprovechar tu tiempo, cuentas con dos grandes alternativas: hacerlo en modalidad a distancia, en la cual solo deberás asistir un día a la universidad, o de manera virtual, sin tener que asistir de forma física a la institución, realizando todo con ayuda de herramientas tecnológicas. ¡La falta de tiempo tampoco es una buena justificación!

No hay oportunidades laborales para los profesionales

Foto: Shutterstock.com

Claro que sí las hay y, por supuesto, te será más sencillo conseguir un trabajo calificado y bien remunerado si cuentas con un conocimiento específico en algún área. Además, es importante que elijas una institución educativa que se preocupe por lo que será de ti al terminar tus estudios y cuente con convenios de prácticas y vinculaciones laborales con empresas importantes del país, de esta forma te será más sencillo ubicarte en un trabajo que cumpla con tus expectativas. <<Comienza tus estudios de pregrado ahora mismo>>

Ninguna carrera me gusta

Foto: Shutterstock.com

Que este pensamiento no te desanime y te robe el sueño de convertirte en profesional. A veces es difícil elegir, sin embargo, es cuestión de pensar en cómo te ves en unos años y de hacer un análisis de tus gustos y habilidades. Carreras hay para todos los gustos, serás bueno en lo que elijas si de verdad te apasiona y llena el alma ¡Ve por lo que te hace feliz!

No puedo desplazarme hasta la universidad

Foto: Shutterstock.com

Sea cual sea la razón por la cual no puedes asistir a una universidad, recuerda que no es necesario estar presente de forma física allí para poder estudiar. Gracias a las herramientas informáticas y telemáticas con las que contamos hoy, es posible educarnos a través de internet. En este caso, debes elegir un programa con metodología virtual, en el cual podrás tomar tus clases desde cualquier lugar y en el momento que puedas ¡Es maravilloso! <<Encuentra la mejor alternativa para realizar tu carrera>>